Gremiales y Movimientos Sociales

Jesús María: Red Violeta criticó que no incluyeran a organizaciones en la Mesa de género regional

Por La Ronda FM 91.1 • 08/05/2021 08:00 • Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Nota destacada de la semana de: La Ronda FM 91.1

Rocío Quinteros, en comunicación con La Ronda explicó que no fueron convocadas para el armado del proyecto pese al compromiso asumido por las autoridades de trabajar en conjunto.

Tras la creación de la “Mesa de violencia de género y violencia familiar”, La Red Violeta Contra La Violencia Machista esgrimió los argumentos del porqué no participaron de la instancia desarrollada en los Tribunales de Jesús María.    

“Resumidamente, uno de los motivos por lo cual decidimos no participar es por que nos llegó la invitación de un modo sumamente informal siendo que todos los municipios y áreas de género tienen nuestros contactos y medios oficiales de comunicación”, contó Rocio Quintero, integrante de Red Violeta.    

Rocio suma que, además, la invitación llegó la tarde noche anterior al evento con el motivo de “presenciar la firma de un convenio” cuando el compromiso asumido por las autoridades locales era “trabajar en conjunto». 

“Desde la red nos parece importante participar no sólo como meras espectadora de la lectura de lo que ya se decidió, sino que nos parece importante participar de la elaboración y creación de esos proyectos”, señaló en comunicación con La Ronda. 

Por otro lado, Rocío cuenta que el evento  en la invitación se les pedía no difundir la información del evento. “El carácter de hermetismo y cuestión cerrada para trabajar una problemática que es, literal, de la gente, de la ciudadanía que somos la que lo atravesamos, nos pareció que no tenía mucho sentido”, expresó. 

A este respecto, suma que “existe una contradicción entre lo discursivo y lo que existe en la práctica” ya que todas las autoridades presentes en el acto nombraron la importancia del trabajo en conjunto con organizaciones de la comunidad. 

“Por un lado nos abren las puertas, nos reciben, se presentan como personas dispuestas a dialogar y realizar una construcción conjunta y colectiva, pero cuando nosotras pedimos que eso sea así o cuando planteamos nuestra visión sobre proyectos y la cuestión empieza a decaer un poco”, señaló. 

Sobre la firma del convenio en sí y la creación de la mesa, Rocio ve propuestas “potentes e interesantes” y cree necesario “estar atentas para que efectivamente eso que se dice se cumpla” 

“Este es el momento importante para que ese convenio sea conocido por las organizaciones y la sociedad civil ya que no pudimos participar en la creación del mismo, para que al menos sea algo que pueda ser difundido  y que la sociedad lo conozca, y desde ahí podamos exigir que eso se cumpla”, remarcó. 

Una de las urgencias que plantea como línea de acción es que los municipios cuenten con un servicio de línea telefónica las 24 horas para atender casos de personas que están atravesando una situación de violencia.   

A su vez, suma el pedido de una Unidad Judicial compuesta por personas formadas en género para recibir las denuncias. “Toda la ruta crítica que tiene que atravesar una mujer para denunciar una violencia se acelera mucho más y se previenen los procesos de revictimización”, explicó. 

Por último, se refirió al comunicado presentado por Red Violeta explicando que ratifica la intención de las organizaciones de “trabajar en conjunto” para generar una “construcción colectiva” que escuche todas las voces. 

EL COMUNICADO COMPLETO 

Desde la Red Violeta Contra La Violencia Machista nos dirigimos a ustedes con motivo de la firma del convenio de la “Mesa de violencia de género y violencia familiar” que tuvo lugar el día de la fecha en las instalaciones de los Tribunales de Jesús María. 
Ante la invitación no formal que algunes integrantes de la organización recibieron de manera personal para participar y no siendo invitades como organización a través de nuestra dirección de mail oficial, como red discutimos nuestra presencia en dicho acto y decidimos no formar parte.
Entendemos que el no haber participado desde un principio como parte activa del proceso de elaboración de dicho acuerdo nos coloca en las siguientes situaciones: 
En primer lugar, desconocemos su contenido y sería imperioso que como organización conozcamos desde qué posicionamientos y cómo se trabajará, las responsabilidades y compromisos que asumirán cada parte y cuál será el lugar que se les otorgará a las organizaciones de la sociedad civil. 
Segundo, no compartimos el hermetismo y la poca apertura dada a la comunidad. Creemos que los Estados deben arbitrar los medios necesarios para que las comunidades conozcan y sean parte de procesos que tienen que ver con la construcción de políticas públicas que, precisamente, son de su interés.
 A partir de lo expuesto, como red queremos ratificar que no es nuestra voluntad cerrar las posibilidades de nuestra participación y que tampoco negamos la importancia de la apertura de espacios como el inaugurado. 
En este sentido, estamos dispuestes a colaborar y trabajar en ellos, pero consideramos que nuestra participación, como así también la de todas las organizaciones de la sociedad civil y ciudadanes particulares interesades, tiene que ser activa para que la construcción de estos procesos sea desde una realización colectiva.
 También, porque concebimos que la participación activa de la sociedad civil permite que dicha construcción atienda a los intereses comunitarios y distinga las características territoriales que requieren de la elaboración de políticas públicas situadas que reconozcan dicha particularidad.
Las aspiraciones de esta grupa tienen trascendencia social que van más allá de la política partidaria; intentamos una construcción que priorice los intereses individuales con proyección colectiva que garanticen la calidad de vida de las personas de la comunidad con una mirada integral, igualitaria y atravesada por una perspectiva de género que contemple la diversidad sexual y que se encuentre acorde a la legislación vigente (ley de identidad de género, cupo laboral, etc). 
Queremos ser parte de los procesos, no solo espectadores de los acuerdos que puedan suscribir los poderes ejecutivos de las distintas municipalidades. Ofrecemos nuestras formaciones y nuestra amplia capacitación de manera altruista y comprometida. 
No estamos dispuestes a avalar políticas públicas que no coincidan con nuestra línea de posicionamiento y de lucha, sin perjuicio de ello, toda nuestra fuerza está a disposición de los intereses de las mujeres y las disidencias para las que trabajamos. 
Confiamos en que la inteligencia del poder político sepa potenciar y aprovechar los recursos disponibles a fin de garantizar bienestar y calidad de vida a les ciudadanes. Queremos ser instrumentos de transformación. 
Aquí estamos, presentes, latentes, actives. Queremos ser visibilizades. Estamos dispuestes. Somos presentes para un mejor futuro. Sin otro particular, nos despedimos atentamente Red Violeta Contra La Violencia Machista 
Adhieren: Vivas Nos Queremos JM-CC La Colectiva Isadora Mesa de Derechos Humano

El audio de la entrevista se puede escuchar AQUÍ.