Gremiales y Movimientos Sociales

Lof Quemquemtreu: asesinaron a Elías Garay e hirieron a Gonzalo Cabrera

Dos hombres de civil, arremetieron a balazos contra los integrantes de la comunidad mapuche, asesinando a Elías Garay y dejando gravemente herido a Gonzalo Cabrera.

Por Redacción El Resaltador • 24/11/2021 00:05 • Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

A casi cuatro años del asesinato de Rafael Nahuel en Villa Mascardi (Bariloche), las Fuerzas Policiales de Río Negro liberaron el territorio de la zona de la Cuesta del Ternero, que hasta el momento permanecía con retenes y un fuerte control de la Policía.

Esto desencadenó en que dos hombres, de civil, ingresaran al lugar, donde la Lof Quemquemtreu se encuentra realizando una reafirmación territorial. Estas personas dispararon inescrupulosamente, ejecutando un disparo en la cabeza a Elías Garay, causándole la muerte, e hiriendo gravemente a Gonzalo Cabrera. Este último, fue trasladado al hospital de El Bolsón, con dos impactos de bala en el abdomen. Lucha por su vida luego de una intervención quirúrgica.

Pasadas las 15hs del domingo 21 de noviembre, la versión oficial trascendió que se había realizado un operativo policial, para desalojar a la comunidad mapuche que desde el 18 de septiembre se encuentra reafirmando y reivindicando una zona en el paraje Cuesta del Ternero, ubicado a 30km de El Bolsón.

Pero, con el correr de las horas, se conoció que los dos hombres, cuya identidad es aún un misterio, portando armas calibre 22 (calibre que no se corresponde con la Policía Provincial ni con la munición reglamentaria de los grupos especiales), ingresaron al territorio disparando a mansalva, con la finalidad de matar y herir a la comunidad.

¿Qué dijeron desde el Gobierno?

Arabela Carreras, la gobernadora de Río Negro, salió a aclarar que desde la Policía de Río Negro no se dieron órdenes de actuaciones, ni se llevó a cabo ningún tipo operativo o intervención. Asimismo, dijo que el Ministerio Público Fiscal de la provincia, se encontraba realizando las tareas de investigación correspondientes, tomando declaraciones en la zona de la Cuesta del Ternero; en pos de esclarecer los hechos.

Por su parte, María Magdalena Odarda, la titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), publicó en su cuenta personal de Twitter, el reclamo al juzgado y a la Fiscalía por el urgente esclarecimiento de los hechos, y la individualización inmediata de los responsables.

Moria Millán, y el relato de la violencia

La weychafe mapuche y activista Moira Millán, en relación con esta matanza indiscriminada contra la comunidad mapuche de la Lof Quemquemtreu, expresó que «hombres y mujeres criollas, con palos, cuchillos y armas, salieron a golpear, apuñalar y disparar a los pu lamngen Mapuche, y a los compañeros que se encontraban en cercanías del Hospital, resguardando la seguridad del lamngen herido».

«Con un odio desaforado, arremetieron de manera ciega contra todas las personas que allí se encontraban. Encarnizándose más con aquellas y aquellos que mostraban prendas mapuche. En este momento, hay pu lamngen y compañeros heridos y golpeados. La Policía liberó la zona para que esta atrocidad se cometiera».

Además, Moira Millán agregó con énfasis que «a la derecha fascista no le es suficiente haber asesinado a nuestro Lamngen Elías Garay, y herir gravemente a otro weche wentru. Quiere además ahora imponer su odio contra los cuerpos y las cuerpas de quienes nos apoyan, como así también contra el pueblo Mapuche organizado en las calles«.

«Qué patéticos son, cuánto miedo nos tienen. Quizás porque dimensionan que nuestro pueblo no está solo. Cuenta con la fuerza de los kuifiquecheyel, ancestros y ancestras. Como así también de los pu ñem ka pu newen, fuerzas de la tierra. Todas esas voces nos traen sabiduría, mientras que ellos se dejan aconsejar por los espectros fantasmales de un pasado vergonzoso, en el cual Hitler les susurra los pasos a seguir. Pero Hitler fue vencido, y la unidad de los pueblos contra el fascismo vencerá».

Elías Garay, murió en defensa de su territorio. A casi cuatro años del asesinato de Rafael Nahuel, nuevamente la muerte tiene rostro. La maquinaria sangrienta que arrasa y destruye a las comunidades indígenas, permanece más vigente que nunca. No dejemos lugar al genocidio, la tierra no es territorio de conquista.